HORA DE OPINION – Una caricatura del New Yorker sobre un perro en Internet se vendió en una cifra récord