HORA DE OPINION – «Tener que morir, ¿sin querer morir?»