HORA DE OPINION – Rosario: cuatro homicidios y una fiesta clandestina que terminó a cuchillazos