HORA DE OPINION – “Pensando en la estafa del Leviatán sin rumbo”