HORA DE OPINION – «Me hubiese gustado abrazar a mi hija con vida, no en un cajón…»