HORA DE OPINION – La OEA se refirió a la situación en Bolivia y evitó definirlo como un Golpe de Estado