A las 0 horas de este lunes 1° de julio, el club volvió a tomar posesión formal de «Tierra Santa», donde se emplazaba el «Viejo Gasómetro». Antes y después, se desarrolló una celebración a la altura de la gesta que consiguieron sus hinchas.

San Lorenzo vivió un momento histórico este domingo 30 de junio y que continuará en la madrugada del lunes 1° de julio: el club, sus socios y sus simpatizantes tomaron posesión formal de los terrenos de Avenida La Plata.

Una multitud de hinchas de San Lorenzo celebró la vuelta a Boedo (Foto: Franco Fafasuli)

Una multitud de hinchas de San Lorenzo celebró la vuelta a Boedo (Foto: Franco Fafasuli)

La celebración comenzó a las 19, en el Oratorio San Antonio, aquel donde el grupo de pujantes niños jugaban a la pelota y, con la ayuda del Padre Lorenzo Massa, fundaron el club.

Luego, llegó el turno de un desfile de ídolos hasta Avenida La Plata. En la carroza también estuvieron figuras trascendentes en la historia azulgrana. Ya en «Tierra Santa», montó un escenario, varias pantallas, y material audiovisual que emocionó a propios y extraños.

Durante la vigilia tocaron grupos musicales vinculados al club, con «varias sorpresas» y a las 0 horas se dio el momento cúlmine: San Lorenzo tomó formalmente posesión de Avenida La Plata. «Es una historia de desarraigo que se cierra», firmó Marcelo Tinelli. Y atronaron los fuegos artificiales. Azulgranas, por supuesto.

Embedded video

San Lorenzo

@SanLorenzo

🎆 Por los que ya no están, por los que estamos, por los que estarán 💙🔄❤

458 people are talking about this

«Es el hecho más importante en la historia de San Lorenzo, por el valor emocional, porque es el estadio donde iba mi viejo, pero además porque en términos racionales, patrimonialmente lo pone al club como uno de los más importantes de la Argentina. Y le da una perspectiva inmejorable de mediano y de largo plazo. Es el broche de oro: cuando empezamos nos preguntaban si preferíamos volver a Boedo o salir campeones de la Libertadores. Y en siete años pudimos hacer las dos cosas».

Las palabras de Matías Lammens, presidente de San Lorenzo, reflejan lo que viven los hinchas en Boedo. «Tierra Santa», como la llaman los «Cuervos», donde se emplazaba el mítico «Gasómetro», cuyas puertas se abrieron por última vez para el gran público el 2 de diciembre de 1979, en ocasión del empate 0-0 entre el «Ciclón», entonces dirigido por Carlos Bilardo y Boca.

El “Viejo Gasómetro” es un pedazo de historia del fútbol argentino. San Lorenzo volvió a su hogar

Desde entonces, más allá de la gloria cosechada en el Bajo Flores (donde San Lorenzo ganó por primera vez en su historia la Copa Libertadores), los hinchas se movilizaron para volver a su hogar, protagonizando una lucha encomiable, una oda a la identidad. En 2008, a través de la Ley de Reparación Histórica, la institución recuperó 4.500 metros cuadrados. Pero la lucha siguió, con la adquisición de propiedades aledañas a la sede y el sueño mayor: la búsqueda de la restitución del predio que ocupaba el hipermercado.

La Ley de Restitución Histórica fue impulsada por la Subcomisión del Hincha, con Adolfo Res a la cabeza, y su tenacidad fue creciendo con las marchas. El 8 de marzo de 2012 fueron 110.000 los «cuervos» que se reunieron en Plaza de Mayo para reclamar sus tierras. La gestión que encabezan Matías Lammens y Marcelo Tinelli consiguió el empujón decisivo: el 15 de noviembre de 2012 salió la Ley de Restitución Histórica. El club abonó en cuotas la recompra del terreno. Y el viernes la Comisión Directiva firmó las escrituras y pudo exhibirle a los fanáticos las llaves de su viejo/nuevo hogar.

LAS MEJORES FOTOS (Foto: Franco Fafasuli)