HORA DE OPINION – Dudas por lo robado en la pollería