HORA DE OPINION – Dos de los tres policías admitieron haber disparado contra el auto en el que iban Lucas y sus amigos