HORA DE OPINION – Una tradición que tuvo su mejor fiesta