HORA DE OPINION – Una navidad diferente y triste lejos de mi querido Algarrobo del Aguila