HORA DE OPINION – Un terremoto de 7,3 grados dejó más de 60 muertos en la frontera entre Irán e Irak