HORA DE OPINION – Son siamesas, están unidas por la cabeza y es imposible separarlas