HORA DE OPINION – Quizá el león de Luis Barrionuevo ya no tiene cola…