HORA DE OPINION – Otra vez se rompió el acueducto