HORA DE OPINION – Ni barbarie, ni civilización…desidia y complicidad política