HORA DE OPINION – Mundial 2018: Entrenador de uno de los cuatro finalistas basa su éxito en la fe en Dios