HORA DE OPINION – La inexplicable tolerancia con los incompetentes.