HORA DE OPINION – La absurda disociación entre causa y efecto.