HORA DE OPINION – Huracanes y bacterias: ¿para qué sirven las catástrofes?