HORA DE OPINION – Hizo el gol más rápido de los mundiales, huyó de su país y maneja un remís en el exilio