HORA DE OPINION – En el Reino Unido los médicos se preparan para decidir quién vive y muere si la pandemia empeora