HORA DE OPINION – El noble gesto de un docente para que una de sus alumnas pueda estudiar