HORA DE OPINION – Con un hat trick de Eriksen, Dinamarca aplastó a Irlanda y se metió en el Mundial