HORA DE OPINION – Cayó la banda de las patentes superpuestas