HORA DE OPINION – Casi la mitad de los infartos en el país tardan más de tres horas en ser atendidos