HORA DE OPINION – Arde Córdoba y no precisamente por los incendios forestales